©U. Brothagen – stock.adobe.com

El bulevar Unter den Linden, que significa “Bajo los tilos”, es la avenida preferida por los Berlineses junto a Kurfürstendamm.

Está en pleno centro de la ciudad, une la Puerta de Brandeburgo con la Isla de los museos.

Cuando la gran Marlene Dietrich cantó: “Mientras los tilos florezcan en Unter den Linden, Berlín seguirá siendo Berlín”, es que algo tenía esta calle para ser el centro de todas las miradas de la época.

Fue creada por Juan Jorge de Brandeburgo como vía para poder acceder a sus cotos de caza de Tiergarten. Más adelante Federico Guillermo I fue el encargado de llenarla de tilos. En el siglo XIX es cuando alcanzó todo su esplendor con su ampliación hacia el Oeste, la construcción de la Ópera y la coqueta Bebelplatz.

La avenida comienza en la Puerta de Brandeburgo y finaliza en el puente del Castillo que da acceso a la Isla de los Museos. Si siguiéramos andando llegaríamos a Alexanderplatz y a la Torre de la Televisión.

Guerra y posguerra

Antes de que diera comienzo la guerra, la población de tilos ya se vio mermada por culpa de la construcción de las vías del tren de cercanías. La guerra remató lo que los ingenieros dejaron a medias, quemándose el resto de los tilos que quedaban en pie y destruyéndose gran parte de los edificios durante la batalla de Berlín.

Esta zona quedó en manos de la República Democrática de Alemania comandada desde Moscú. Precisamente en la zona principal de la Avenida se encuentra la gigantesca embajada Rusa.

Finalizada la guerra, aunque se volvieron a plantar los tilos en 1950, Unter den Linden no recuperó su esplendor. Hubo que esperar a la reunificación de Alemania para ver como los principales edificios institucionales y culturales eran restaurados: Puerta de Brandeburgo, la Ópera, Parisien Platz, Nueva Guardia, la Universidad Humboldt, el Museo de Historia, las Embajadas, la Catedral, etc.

Hoy Unter den Linden ha vuelto a recuperar toda su majestuosidad de antaño, siendo nuevamente punto neurálgico cultural y turístico de la ciudad. El bulevar de los berlineses.

Lugares próximos

Bebelplatz (210 m)
Nueva Guardia (322 m)
Gendarmenmarkt (401 m)
Museo de Historia Alemana (426 m)
Museo Bode (565 m)

Opiniones