©hanohiki – stock.adobe.com

Con 173 estaciones, 10 líneas y más de 140km, el Metro de Berlín es sin duda una opción rápida y segura para moverse por la ciudad.

Líneas

En la actualidad consta de 10 líneas:

Línea U1: Fue una de las primeras líneas en ser construidas. Paradas más importantes: Kurfürstendamm y Wittenbergplatz.

Línea U2: Junto con la U1, son las dos más antiguas. Y al igual que ella une el oeste con el este. Paradas más importantes: Potsdamerplatz y Alexanderplatz.

Línea U3: Resulta poco probable que tengas que coger esta línea poco turística. Pero nunca se sabe. Su parada más importante es Nollendorfplatz.

Línea U4: Se trata de la línea mas corta de todas por lo que salvo Nollendorfplatz tampoco es de mucho interés turístico.

Línea U5: Se espera que la U5 y la U55 en el futuro formen sólo una línea. Mientras tanto ésta la marrón será un referente para ti ya que te permitirá llegar a Alexanderplatz entre otras. Paradas más importantes: Frankfurter Tor, Friedrichsfelde, Hauptbahnhof. Y en el futuro Brandenburger Tor y Budestag.

Línea U6: Une el noroeste con el centro. Recuerda su parada más importante para ir al Checkpoint Charlie: Kochstrasse.

Línea U7: Atraviesa de manera oblícua la ciudad. Desde el noroeste hasta el sureste. Para visitar el Palacio de Charlottenburg deberás bajarte en Richard-Wagner-Platz. Es la línea más larga de toda la red del metro.

Línea U8: Comienza en Hermannstrasse en el Sur y sube y sube asta Wittnau. Nada que resaltar de ella salvo su precioso color azul oscuro.

Línea U9: Quédate con Kurfürstendamm. Es la parada para visitar la iglesia derruida Memorial Kaiser-Wilhelm.

Horarios

El metro comienza su actividad a partir de las 4.30 de la mañana (¿o deberíamos decir madrugada?) y se alarga hasta unas muy decentes doce y media de la noche.

Es uno de los metros más puntuales del mundo y la frecuencia va desde los 3 minutos de la hora punta hasta 7 en los momentos valle.

Debes saber que el fin de semana dispondrás de este trasporte público prácticamente a todas horas pues funciona casi toda la noche.

Tarifas

Una peculiaridad respecto al metro de ciudades españolas es que mediante un ticket sencillo podrás recorrer tantas estaciones te venga en gana durante dos horas. Y no solamente de metro, también es válido para el cercanías, el autobús o el tranvía. Eso sí, siempre y cuando no se te olvide validarlo cada vez que subas a uno.

Los billetes en la capital alemana se dividen por zonas. A, B o C. Siendo A y B las más céntricas y por lo tanto económicas de recorrer.

  • A y B: 2,80€
  • B y C: 3, 10€
  • A, B y C: 3,40€

También existen abonos de 24 horas o de 7 días que salen más económicos si tienes pensado hacer mucho uso del transporte público. No descartes esta opción.

Otros billetes

  1. Berlín Welcome Card
  2. Berlin Pass
  3. Ticket viaje corto: válido para recorrer 3 paradas de metro, 3 paradas de tren o 6 de autobús o tranvía. Zonas A-B: 1,70€.
  4. Bono de 4 tickets simples, zonas A-B: 9€.
  5. Bono de transportes diario para grupo hasta 5 personas: Zonas A-B: 19,90€; zonas B-C: 20,60€; zonas A-B-C: 20,80€.
  6. Ticket de ampliación: Para aquellos que disponen de un ticket de las zonas A-B o B-C y quieren prolongar su viaje hasta el resto de zonas. Zonas A-C: 1,60€.

Un poco de historia del metro de Berlín

El metro de Berlín fue inaugurado en 1902 y no ha parado de sufrir modificaciones y ampliaciones hasta la actualidad, en que se sigue proyectando nuevas líneas.

Inicialmente hubo muchas discrepancias sobre si hacerlo subterráneo o por encima de la calzada. El trayecto pionero unía la ciudad de Berlín con la por aquel entonces independiente, ciudad de Charlottenburg en un tramo con partes subterráneas y partes elevadas.

Los ciudadanos quedaron maravillados por su eficacia y desbordó todas las expectativas.

En la época nacionalsocialista, se colocaron banderas del partido Nazi en todas las paradas y Adolf Hitler tuvo su propia estación. En 1945 tuvo que dejar de funcionar al quedar una subestación eléctrica fuera de servicio por culpa de una bomba.

Posteriormente hacia 1950 quedó reparado su trazado y como no podía ser de otra manera en la Guerra Fría se dividió en dos. El metro correspondiente a la RFA podía circular por la RDA previo pago de una gran cantidad anual, eso sí, sin poder en ningún caso pararse dentro de territorio oriental. Aparecieron  de esa manera las llamadas estaciones fantasma.

Estaciones famosas del metro de Berlín

Hoy en día es uno de los metros más funcionales del mundo. Algunas estaciones son ya míticas como Hermannplatz, Alexanderplatz, Wittenbergplatz o Gleisdreieck.

El metro también ha tenido alguna que otra aparición estelar en la gran pantalla a través de las películas “Corre, Lola, Corre” o “The Bourne Supremacy”.

 

Opiniones