©Henry Czauderna – stock.adobe.com

Detrás del Museo Antiguo y siempre en la Isla de los Museos se encuentra el Museo Nuevo de Berlín.

Este Museo es mucho más que Nefertiti. 

El imponente edificio puramente neoclasicista fue construido a mediados del siglo XIX y casi totalmente destruido durante la Segunda Guerra Mundial.

Con él se cierra todo un santuario dedicado al conocimiento del Arte antiguo. No en vano en uno de sus  muros exteriores de las 4 alas que lo conforman, está representada en letras de oro, la frase que el emperador Federico Guillermo IV dijo a su arquitecto: “Artem non odit nisi ignarus”: solamente los ignorantes odian el arte.

Qué ver en el Museo Nuevo

En el Museo Nuevo encontraremos la casi totalidad del arte egipcio de los períodos superiores a 3000 años. A los largo de sus enormes plantas veremos obras del Imperio antiguo, del medio y del nuevo. Obras como la huida de los habitantes de Pompeya, la escultura del Mayordomo Chertihotep entre otras muchas.

La gran obra de referencia del Museo Nuevo es por supuesto el famoso Busto de Nefertiti. Esta obra de arte es, no solamente icono del Museo, sino de la ciudad de Berlín propiamente dicha, quien lo utiliza a modo de reclamo internacional. Según los expertos su prestigio le viene dado por se

r una de las pocas obras de aquella época en la que se representan las facciones de manera simétrica. Todo ello le confiere más misterio si cabe a una pieza de lo más contradictoria. Pues es el buque insignia de un arte y de una época, siendo totalmente diferente al arte de dicha época.

Otra de las obras importantes que podremos disfrutar son diversas esculturas del propio Tutankamon. En ellas descubriremos una casi segura minusvalía, pues se le representa sentado, incluso cuando realiza actividades como el tiro al arco.

No podemos terminar sin mencionar la excelente labor realizada por el arquitecto David Chuipperfield, al reconstruir este edificio. Respetando su edificación original erigió un sistema de luces con las que iluminar las salas mediante una luz natural que entra por el techo y que le confiere una atmósfera indescriptible.

Ubicación

Bodestraße 1-3.

Horario

Viernes – Miércoles: 10:00 – 18:00 horas
Jueves: 10:00 – 20:00 horas

Precio de la visita

Adultos: 12€
Estudiantes: 6€

Comprar billetes aquí

 

Tickets para museos de Berlín

Opiniones