Pascal Rohe

La imponente Karl Marx Allee de 89 metros de ancho y 2000 de largo fue la “Quinta Avenida” del Berlín comunista. Ocupa los distritos de Friedrishain y Mitte. Vale sin duda la pena dar un paseo por ella.

Construida entre los años 1952 y 1960 fue otro intento más por demostrar la modernidad del eje soviético. Al igual que hicieran con la Torre de Televisión, la Karl Marx Allee -anteriormente Stalinallee- con sus edificios de 8 plantas al más puro estilo de la Unión Soviética, debía ser una arteria principal por donde hacer grandes desfiles militares. Mostrar al mundo el poderío de la RDA.

La avenida comienza en Alexanderplatz y finaliza con las enormes torres de Frankfurter Tor y Strausberger Platz. Sus casas fueron diseñadas para ser habitadas por trabajadores en lujosos apartamentos.

Hoy muchos de los edificios han sido restaurados y en ella se pueden todavía visitar míticos locales de la época tales que el Café Moscú, Kino International o Café Sibylle.

Si vas a parar en Berlín te recomendamos que te des un agradable paseo rememorando aquella época. Y  ya si lo haces entre el 7 y 9 de agosto con mayor razón, pues se celebra el festival de la cerveza en esta avenida.

Huelga 1953

Tuvo el orgullo de ser proclamada por los gobernantes de la RDA como la primera calle socialista de Alemania.

Uno de sus hechos más tragicos fue la huelga que recorrió sus calles el 17 de junio de 1953. Aquel día se tambalearon los cimientos de la joven nación. Miles de trabajadores alemanes recorrieron sus calles, a los que se les reprimió mediante tanques y soldados.

Murieron 125 personas aquel día negro en la Karl Marx Allee.

Ubicación

Desde Alexanderplatz hasta Strausberger Platz.

Opiniones