©Patryk Kosmider – stock.adobe.com

Como su nombre indica, éste precioso palacio y sus jardines se encuentran ubicados en la zona de Charlottenburg. Concretamente en la parte oeste del barrio.

Se construyó entre los años 1695 y 1699 por orden de la esposa de Federico I de Prusa, Sofía Carlota, para tener una cómoda residencia estival. Ella nunca lo vio terminado y hoy forma parte de la ordenación de “castillos prusianos y jardines de Berlin y Brandeburgo”.

Inicialmente llamado Lietzenburg y construido bajo estilo barroco, el rey cambió su nombre a Palacio de Charlottenburg en honor a su fallecida esposa.

En el año 1712 se añade la preciosa cúpula que corona el palacio y que sobrevivió a los ataques de la guerra. No así los bellos frescos de la segunda planta que desaparecieron para siempre.

Se decía que el Palacio albergó la habitación ámbar, conocida en la época como la 8ª maravilla del mundo por sus carísimos revestimientos de dicho material. Pero lo cierto es que hoy no se encuentran registros de ella.

Fue utilizado como residencia habitual por Federico II el cual efectuó ampliaciones al estilo rococó, de formas más complejas y que otorga apariencias mucho más cargadas a la vista.

Además del edificio principal cuenta con “El Belvedere“, una pequeña construcción conocida también como la casita del Té ubicada en el jardín. Así como el teatro del palacio, en el que fueron representadas en el pasado obras de Goethe y Lessing.

Los jardines del Palacio Charlottenburg

Los jardines son probablemente lo más atractivo de todo el conjunto.

Inicialmente construidos siguiendo diseños del barroco francés, dieron un giro hacia un paisajismo inglés a finales del XVIII. Finalmente y a causa de los daños que sufrieron durante la II Guerra Mundial, tuvieron que rehabilitarse nuevamente volviendo al estilo barroco, no sin una fuerte oposición social, quien entendía que se perdía su esencia primigenia.

El Palacio de Charlottenburg es hoy utilizado como un museo que deberás visitar si dispones de algo de tiempo. Y que deberás visitar igualmente si no. Bueno venga, al menos concédeme un paseo por sus fastuosos jardines. Prometo que no te arrepentirás. Los berlineses lo hacen a diario.

Ubicación

Spandauer Damm, 20-24.

Precio

Palacio viejo
Adultos: 12€.
Estudiantes: 8€.
Ala nueva
Adultos: 6€.
Estudiantes: 5€.
Belvedere
Adultos: 3€.
Estudiantes: 2,50€.
Todo incluido
Adultos: 14€.
Estudiantes: 10€.

Transporte

Metro: Richard-Wagner-Platz, línea U7.

Horario

Desde abril hasta octubre: de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.
Desde noviembre hasta marzo: de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas.
Lunes: Cerrado.

Lugares próximos

Museo Berggruen (214 m)
Kurfürstendamm (2.6 km)
Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm (3.2 km)
Aeropuerto de Berlín-Tegel (4.3 km)
Hamburger Bahnhof (5.2 km)

Actvidades y conciertos en el Palacio de Charlottenburg

Opiniones