©neirfy – stock.adobe.com

El Parlamento Alemán ejerce sus funciones en el antiguo edificio del Reichstag. Fue completamente renovado y devuelto a su lugar, en el centro de la ciudad junto a la Puerta de Brandeburgo.

Pocos edificios revisten tanta historia entre sus paredes como el Bundestag Alemán (nombre oficial para designar el Parlamento).

Construido a finales del siglo XIX durante el II Reich, ha sido testigo de casi toda la escena política alemana. Al igual que la Antigua Galeria Nacional pero con muchísima más presencia, el Reichstag se asemeja a un antiguo templo clásico. Su construcción terminó en 1894.

Uno de los episodios más negros de su historia, fue el sospechoso incendio que tuvo lugar en el edificio solamente cuatro semanas después del nombramiento de Hitler. Éste aprovechó el hecho para acusar a los comunistas y le otorgó vía libre para modificar la Constitución alemana, eliminar la mayoría de los Derechos Humanos acordados en la República de Weimar y perseguir a sus adversarios políticos. Fue uno de los inicios de la barbarie.

Después, llegó la Guerra y con ella el edificio también fue destruido. Con muchas dificultades se logró aprobar su reconstrucción en 1956.

El nuevo Reichstag

Este proyecto de reconstrucción fue otorgado al súper arquitecto Norman Foster. No desaprovechó la ocasión y creó el que es sin duda uno de los iconos de la ciudad.

Sobre el antiguo edificio diseñó una cúpula de cristal, abierta por sus partes superior e inferior, a la que se accede por un ascensor y desde la cual se puede observar el Pleno del Parlamento. Una vez allí se puede ascender por una rampa circular, hasta lo más alto de sus 47 metros y divisar Berlín en 360º.

Da la impresión que Foster pretendía que se representara a diario una obra de teatro en este lugar. Los políticos se ubican debajo, en el pleno para trabajar, mientras que los ciudadanos les observan desde lo más alto, para comprobar que la soberanía del pueblo alemán se lleva a cabo de manera eficaz y transparente. Toda una demostración de sutilidad.

Otros datos de interés

Debes saber que se trata de un edificio completamente abierto al público ya que su entrada es completamente gratuita. No obstante deberás reservar tu entrada. Debido a la gran afluencia de visitantes se ha procedido a este sistema de reservas, para controlar el acceso.

Arriba podrás además de observar a los políticos y divisar la ciudad; comer y cenar en el sorprendente restaurante Käfer.

Por último comentar que se trata de un edificio completamente ecológico dotado de los mayores avances en materia energética. Dispone de avanzados sistemas de proyección de luz natural gracias a su cono de espejos. Retiene el calor y es capaz de acumularlo y ser usado como calefacción. También dispone entre otros sistemas, de paneles solares para dotarlo de electricidad.

Ubicación del Parlamento

Platz der Republik, 1.

Horario

Todos los días de 8:00 a 24:00 horas. (Última entrada a las 22:00 horas.)

Transporte

Metro: Bundestag, línea U55.
Autobús: línea 100.

Precio

Entrada gratuita.

Lugares próximos

Puerta de Brandeburgo (288 m)
Pariser Platz (326 m)
Monumento al Holocausto de Berlín (555 m)
Potsdamer Platz (1 km)
Unter den Linden (1 km)

Actividades en el Reichstag / Parlamento Alemán

Opiniones