©dbrnjhrj – stock.adobe.com

La Iglesia Memorial Kaiser-Wilhelm debe su atractivo precisamente a haber sido medio derruida por las bombas. Podrás visitar este monumento en el sofisticado Barrio de Charlotternburg. 

Esta basílica neorrománica fue creada en recuerdo del Emperador Guillermo I. El edificio en sí no era gran cosa y si hubiera pasado desapercibido para los obuses hoy sería una iglesia más.

Sin embargo ésta espectacular ruina rezuma un enorme magnetismo. Desafió las bombas manteniéndose en pie, a pesar de sus graves daños. Hoy, eriza el bello de quien la mira, pues permite imaginar los obuses cayendo.

Si hay un edificio que muestra sus cicatrices mejor que ninguno, ese es el Memorial del Kaiser-Wilhelm. Y debemos dar las gracias a poder maravillarnos con ella a los habitantes de Berlín cuando en 1950 se opusieron fervientemente a su derrumbe.

Polvera, muela picada y pintalabios

Así es como han apodado cariñosamente los Berlineses a este trio de icónicos edificios.

La Iglesia Nueva proyecta en su interior una preciosa luz a través de sus cristales azules. La Iglesia Memorial en el centro recuerda la barbarie y el pintalabios es un edificio octogonal en el que puedes adquirir souvenirs.

Ubicación

Breitscheidplatz.

Precio

Entrada gratuita.

Horario

Todos los días de 9:00 a 19:00 horas.

Transporte

Metro: Kurfürstendamm, líneas U1 y U9; Zoologischer Garten, líneas U2 y U9.
Tren: Zoologischer Garten, líneas S5, S7, S9 y S75.
Autobús: líneas M19, M29, M46, X9, X10, X34, 100, 109, 110, 145, 200, 204 y 245.

Lugares próximos

Kurfürstendamm (1.4 km)
Potsdamer Platz (2.7 km)
Museo Alemán de Tecnología (2.9 km)
Museo Berggruen (3.1 km)
Monumento al Holocausto de Berlín (3.1 km)

Opiniones