©Thomas Rske – stock.adobe.com

El Museo en su nombre original “Haus am Checkpoint Charlie” es de obligada visita si estás en la ciudad. Ubicado en el que fuera paso fronterizo del Berlín dividido, se trata de una completísima exposición sobre la guerra fría y los horrores del Muro de Berlín.

Tanto es así que mi sugerencia es que no cuentes a tus amigos que fuiste a Berlín, si no visitantes el Checkpoint Charlie. Te caerán collejas, o al menos deberían.

Resulta un lugar difícil de catalogar. Pero diríamos que, si existen pocos sitios en el planeta en el que el ambiente supera a la visión, uno de ellos es Checkpoint Charlie. Aquí los dramas que vieron sus muros se respiran. La agonía que sufrieron sus habitantes nos sopla en la nuca. Una experiencia tan gris y tétrica como necesaria.

Historia

Ya resulta curioso desde un principio saber, que este museo tiene más de 50 años de historia, cuando la caída del Muro apenas tiene 28. Pero así es. Este Museo fue inaugurado (aunque sin excesivos fastos por razones obvias) en el emplazamiento actual en 1962, con la Guerra Fría en su mayor éxtasis y la tensión entre Rusos y Americanos a punto de desbordarse.

Lo que surgió como una necesidad por contar caóticamente lo que estaba ocurriendo en el lugar más ardiente del planeta, acabo siendo el Museo más popular de la ciudad. Con el paso del tiempo se fue ordenando y de un apartamento de 2 estancias se pasó a un local espacioso junto al Checkpoint.

En el año 1963 más que un museo se trataba ya de un lugar en el que planear las huidas de los habitantes, en el que dar cobijo a los fugados. Donde ver de primera mano la confrontaciones entre tanques. Este espacio nació desde un primer momento como una “isla de libertad” en medio de una ciudad de barbarie.

Historias

En este caso menos es más. Cuanto menos te contemos más podrás descubrir in situ. Por lo que aquí solo queremos resaltar que las historias con nombres propios de los habitantes de Berlín Este,

activando todo su ingenio y osadía para escapar al Berlín Occidental, es como habrás podido imaginar el punto fuerte del museo.

El vídeo en el que los coches Trabants cruzan la puerta de Brandenburgo por primera vez. Coches de verdad retocados para poder meter personas en el motor o dentro de los asientos. Submarinos para escapar por las cloacas. Altavoces huecos. Un sinfín de artilugios originales que dan fe de lo que es capaz un ser humano para ir a un lugar mejor.

Muchos lo lograron. Otros muchos fueron descubiertos y murieron tiroteados en plena huida.

Por ahora no diremos más. Solamente: ¡disfruta del horror!

Horario

Todos los días de 9:00 a 22:00 horas.

Se hace imprescindible el inglés para poder entender la mayoría de detalles del Museo.

Transporte

Metro: Kochstraße, línea U6.

Precio

Adultos: 12,50€.
Estudiantes: 9,50€.
Berlín Welcome Card: 25% descuento.

Ubicación Checkpoint Charlie

Friedrichstraße, 43.

Lugares próximos

Checkpoint Charlie (37 m)
Topografía del Terror (478 m)
Museo Judío de Berlín (616 m)
Gendarmenmarkt (722 m)
Unter den Linden (1.1 km)

 

Altividades en Checkpoint Charlie

 

Opiniones