©Dr.Thomas Jablonski – stock.adobe.com

El Museo o Colección Berggruen forma parte de la Galería Nacional de Berlín y se encuentra instalado en el edificio Stüler Oeste, en el Barrio de Charlottenburg. Concretamente frente al Palacio que lleva su mismo nombre

Este pequeño gran museo de arte moderno, abrió sus puertas en 1996. Y se trata de una colección muy apreciada por sus visitantes (más de 1.5 millones de visitas en su primera década de existencia). Sin duda ello es debido no solamente a sus valiosas obras sino también por su comodidad para visitarlo y lo poco masificado que suele estar.

Berggruen el coleccionista

El Museo debe su existencia al afán coleccionista de Heinz Berggruen. Un marchante y coleccionista de arte Berlinés de origen judío, que pasó 6 décadas en el exilio huyendo del nazismo.

Este Museo es fruto de lo que su propietario llamó la “reconciliación” con su país. Berggruen quiso donar su colección de arte a su ciudad natal y lo hizo vendiendo a la Fundación por el Patrimonio Cultural Prusiano, más de 160 obras valoradas en más de 1500 millones de marcos, por la ridícula cifra de 258 millones.

En el año 2006 pocas semanas antes de morir, Heinz Berggruen quiso celebrar el décimo aniversario de su existencia donando una valiosa escultura de Giacometti.

En la actualidad los herederos de Berggruen han continuado con su legado manteniendo este tipo de donaciones periódicas. Tanto es así que el Estado de Berlín celebró el 50 aniversario de la Fundación, donando un nuevo edificio donde poder ubicar más obras. En 2008 donaron más de 70 nuevas pinturas.

Picasso y su tiempo

El Museo nos ofrece una retrospectiva de autores de la talla de Braque, Giacometti o Matisse. Pero son sin duda Picasso con más de 100 obras y Paul Klee con más de 60, las verdaderas estrellas del Museo Berggruen.

Aunque existe una importante colección de Klee, es Pablo Picasso quien realmente tiene mayor influencia. No en vano la colección lleva su nombre “Picasso y su tiempo”.

La retrospectiva del pintor malagueño abarca todos sus períodos creativos. Desde bocetos realizados en su etapa estudiantil, su etapa azul y Rosa con su obra maestra del Arlequín sentado. También obras de su etapa más dramática y cuadros del estilo inventado por él mismo: El cubismo.

Resulta sin embargo extraño que siendo un Museo dedicado prácticamente a Picasso, no existan audioguías en español. El visitante de nuestras fronteras debe saber este hecho. Más sorprendente es ver cómo los nombres de los cuadros tampoco figuran en nuestra lengua, ni dónde fueron pintados. Una pequeña mancha de fácil solución, que no empaña demasiado la grandeza de las maravillosas obras que sus muros guardan.

En definitiva, un museo de obligada visita si eres amante del arte.

Dirección

Schloßstrasse. 1
14059 Berlin

Horarios

Martes a viernes: 10h. a 18h.

Sábados y domingos: 11h. a 18h.

Precios y otros:

El precio por la entrada son 10€.

La visita dura aproximadamente unas dos horas.

Se pueden contratar tours bajo pedido.

Opiniones